5 versículos que hablan del papel de los padres en la familia

5 versículos que hablan del papel de los padres en la familia

Por admin

Si usted es padre o madre, vea lo que Dios le orienta

La voluntad de Dios es que los niños aprendan Sus Mandamientos por medio de los padres. Pero, sobre todo, deben enseñarles por medio del ejemplo. De lo contrario, solo serán palabras vacías.

No obstante, esta tarea tiene sus desafíos. Es por eso que el Espíritu Santo, por medio de la Biblia, da orientaciones para que los padres puedan actuar en sus familias según la voluntad de Dios.

Entonces, vea a continuación 5 versículos que orientan al respecto de la función de los padres:

1.- “Y vosotros, padres, no provoquéis a ira a vuestros hijos, sino criadlos en disciplina y amonestación del Señor” (Efesios 6:4).

Significa evitar la severidad y el trato injusto, para que los hijos no tengan el alma herida. Pues debido a los castigos excesivos, muchos hijos les pierden consideración y confianza a sus padres y se vuelven resistentes a las enseñanzas. De esa manera, todos los límites en la educación deben ser establecidos sin exageración y sin dureza.

Lea también: Atención, padres: no irriten a sus hijos

 

2.- “Y estas palabras que Yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón; y las repetirás a tus hijos, y hablarás de ellas estando en tu casa, y andando por el camino, y al acostarte, y cuando te levantes” (Deuteronomio 6:6-7).

En el hogar los padres demuestran que honran la Palabra de Dios. Ningún profesor está más capacitado que ellos mismos para enseñarles a sus hijos, por medio del propio ejemplo, los Mandamientos Sagrados. Cada momento de la vida, incluso los más triviales, son oportunidades para instruir y preparar a los niños para el futuro. De esa forma, una generación le transmite a otra la fe genuina.

3.- “Instruye al niño en su camino, y aun cuando fuere viejo no se apartará de él” (Proverbios 22:6).

Para tener éxito en la educación de sus hijos, normalmente, los padres buscan ayuda en muchos métodos sugeridos por terceros. Cada uno tiene su propia visión de lo que es adecuado. No obstante, Dios revela el secreto de la buena educación: enseñarles a sus hijos a temerle, a partir del propio ejemplo de los padres. Con esto, ellos tendrán la semilla de la fe genuina sembrada en su interior. Y, al crecer, aunque demuestren no haber aprendido muy bien, la fidelidad de los padres permanecerá como ejemplo para ellos.

4.-“El que detiene el castigo, a su hijo aborrece; mas el que lo ama, desde temprano lo corrige” (Proverbios 13:24).

Es fundamental que los padres corrijan a sus hijos, a fin de eliminar la falta de respeto, la rebeldía y el mal comportamiento. Sin disciplina, el niño no estará listo para la vida, pues sus malas acciones resultarán en malas consecuencias a futuro. No obstante, esa disciplina debe ser aplicada con armonía, amor, equilibrio, sensatez y sabiduría. El altísimo les enseña a los padres a corregir a sus hijos, así como Él nos corrige cuando nos equivocamos (Hebreos 12:9-10).

5.- “… porque si alguno no provee para los suyos, y mayormente para los de su casa, ha negado la fe, y es peor que un incrédulo” (1 Timoteo 5:8).

Por lo tanto, quien descuida el cuidado con sus familiares o con sus compañeros de fe, no solo demuestra falta de humanidad, sino que también deja claro que no tiene principios y valores espirituales. Al decir que quien no cuida a los suyos es peor que el incrédulo, es decir, el incrédulo declarado, Pablo demuestra que, incluso una persona que no le tiene temor al Señor es capaz de tenerle consideración a sus seres queridos.

¿Dónde buscar ayuda?

Acérquese en la Av. San Martín N°40, entre Bloque Dearmas y la estación del metro Artigas.

O en la Universal más cercana a su domicilio.