Godllywood Autoayuda: ¿en dónde buscas consuelo?

Godllywood Autoayuda: ¿en dónde buscas consuelo?

Por admin

El mundo femenino inspira cuidados específicos que van mucho más allá de la apariencia. La mente y el alma de la mujer suelen ser complejas y necesitan estar saludables para que la rutina y los deberes no se conviertan en una carga.

Ante problemas, decepciones e incluso la carencia afectiva, el ser humano frecuentemente busca alivio y dirección en lugares equivocados. Muchas personas, por ejemplo, buscan consuelo en las palabras de amigos y familiares. Es claro que tener el apoyo de alguien es importante, pero toda persona es limitada y, por eso, el consuelo que viene de ellos puede no ser suficiente.

Hay quienes intentan resolver sus dificultades adquiriendo bienes materiales, viajando y viviendo experiencias fugaces, pero encuentran decepción y desesperación. Sin embargo, muchos aún no se han dado cuenta de que el Espíritu Santo es el Único capaz de guiar al ser humano en cualquier situación y de llenar el vacío que muchos sienten.

El Señor Jesús, al regresar al Cielo, afirma que el Espíritu Santo es el Consolador necesario: «Pero Yo les digo la verdad: les conviene que Yo Me vaya; porque si no Me voy, el Consolador no vendrá a ustedes; pero si Me voy, se lo enviaré.» (Juan 16:7).

La ausencia de Jesús les causó dolor a los discípulos, pero, con el Espíritu Santo, Él pudo consolarlos a ellos y a miles de personas. Aquel que quiera vivir por la fe, además de volverse apto para ello, recibirá la asistencia continua del Maestro en su interior. Esto muestra que el Espíritu Santo cumple la tarea de llenar de manera perfecta toda ausencia.

Cuando una persona recibe el Espíritu Santo, recibe los Pensamientos de Dios y al Propio Dios en su interior. Y Él tiene la finalidad de guiarla, orientarla y dirigirla, por lo tanto, ella no estará sola.

 

Entrega verdadera

Sin embargo, ¿cómo puede una persona tener a este Consolador en su vida? Para recibir el Espíritu Santo, la primera y más importante condición es aceptar a Jesús como único Señor y Salvador, lo que demanda arrepentimiento y entrega total. El Espíritu Santo es encontrado por aquellos que buscan a Dios, aquellos que se entregan a Él totalmente junto con sus sueños, intenciones erradas y sus hábitos.

Con el Espíritu Santo, la persona tiene esta fuente de consuelo en todos los momentos y ocasiones. Por eso, querida lectora, no te contentes con el consuelo superficial y temporal. Al enfrentar un problema, no te limites solo a una conversación con alguien: lleva tu vida en oración al Consolador y busca Su ayuda. Tener el Espíritu Santo es tener un Padre, un Entrenador Espiritual, un Auxiliador, un Consolador que consuela en los momentos difíciles y da a la persona disposición para empezar de nuevo y para aprender.

 

Por eso…

El encuentro Godllywood Autoayuda se realiza bimestralmente para abordar temas y reflexiones que te ayudarán a superar traumas, complejos y barreras que no te permiten alcanzar todo tu potencial.

La próxima reunión se llevará a cabo el sábado 6 de julio, a las 5 p. m., en el Templo de la Fe: Av. San Martín N°40, entre Bloque Dearmas y la estación del metro Artigas.

Si está en el interior del país también podrás participar de la transmisión en vivo en la Universal más cercana.