Las cuentas por pagar que se acumulan, el dinero que se acaba, los hijos que sufren al ver a sus padres discutir y los pensamientos negativos que lo agobian. Muchas personas se encuentran en esta situación o, aún peor, gimen de dolor a causa de las aflicciones que cargan y, por no saber qué hacer, algunas han tomado decisiones que las han llevado a la ruina absoluta.

La realidad es que, mientras la humanidad siga distanciándose de Dios, seguirá sufriendo. ¿Cómo alcanzarán la felicidad las personas al estar lejos de la protección del Señor y en un mundo sometido por las fuerzas del mal?

Por lo tanto, si usted está en una situación límite, en la que ya no ve una solución y necesita la intervención de Dios, participe del Socorro Divino y Él lo rescatará a través de su fe.

«Levantaré mis ojos a los montes; ¿de dónde vendrá mi socorro? Mi socorro viene del Señor, que hizo los Cielos y la Tierra.» Salmos 121:1-2

Este domingo, a las 9:30 am, en el Templo de la Fe: Av. San Martín N° 40 entre Bloque Dearmas y la estación del metro Artigas.

O en la Universal más cercana a su domicilio.

¿Necesita desahogarse? Si quiere hablar con nosotros, comuníquese al: (0212) 200-4949/ (0212) 706 4242.