¿Apareció un diluvio?

¿Apareció un diluvio?

Por admin

Hay momentos en la vida en que los problemas vienen como un verdadero diluvio. Te quitan el control de las manos y te arrastran intentando ahogarte.

¿Ya pasaste por algo así? Aprende qué hacer para superar esos momentos y salir mucho más fuerte.

En contexto

En Génesis 6:12-19, Dios le anuncia el diluvio a Noé y le muestra lo que Él tendrá que hacer para enfrentar la situación y recomenzar. Él le explica cómo construir el arca, tamaño, materiales, a quien llevar con él, todo.

 

Aprende a escuchar a Dios

Él dio los mínimos detalles para que Noé los siguiera al pie de la letra. Si no lo hiciera, el resultado estaría comprometido.

Todavía el Señor nos habla, prepara y dirige. Pero necesitas aprender a oírlo, pues una dirección Suya puede cambiar tu historia.

No hay mejor consejero que Él. La persona que obedece Su dirección le va bien. Y más allá de pedirle que hable contigo, pídele coraje para obedecer, pues la mayoría de las veces lo que Él pide es difícil, pero nos bendice. Por ejemplo: perdonar, no caer ante las provocaciones, o no mirar para el tamaño del problema.

 

No dejes entrar el agua

El Padre ordenó sellar el arca con brea (versículo 14) para que no entrara el agua en el arca y se hundiera.

En realidad el agua representa las dudas, miedos, preocupaciones, ansiedades, problemas, pensamientos y sentimientos negativos. Necesitas blindar tus ojos y oídos para que esas cosas no te desanimen, debiliten o te hundan.

Esto no puede entrar en ti, ni adentro de tu casa, para no afectar tu matrimonio y tu familia. No les deje espacio para que ellos te destruyan.

 

Deja que Dios te guíe

Es interesante notar que el Señor no le dijo a Noé que construyera un timón, velas o cualquier cosa que pudiera dirigir el barco. Con eso mostró que Él mismo guiaría el arca. Noé y su familia tendrían que confiar totalmente en Él.

De la misma manera, necesitamos aprender a depender y confiar. Durante las tribulaciones, deja que Dios te guie, pues de Él vine nuestro socorro. Él merece tu confianza porque es el Todopoderoso. Tener una alianza con Él te protege y guarda. Deja de darle oídos a las dudas, confía en Él, aunque todo salga mal, pues Dios no falla.

 

Alianza del Pacto

Ven a ser parte de la reunión Prosperidad con Dios. Ahí aprenderás a dejar las limitaciones atrás por medio del uso de la fe. Esta transformación comienza con la decisión de hacer un pacto con el Creador.

Participa todos los lunes en la Av San Martín N° 40 entre bloque Dearmas y la estación del metro Artigas. O en la Universal más cercana. ¡Te esperamos!